Arroceros desde 1925

Nuestra historia

Arroz La Perla es una historia que se cuenta en dos capítulos. Teodoro Alepuz montó su molino de arroz allá por el 1925. Su arroz era muy conocido en Valencia y se encontraba en las estanterías de casi todas las tiendas. Pero la guerra civil interrumpió aquél sueño como otros muchos.

Cuando casi cien años después, su nieto Teodoro Alepuz, y los hijos de éste (César, José Teodoro y María Isabel) deciden recuperar la marca, necesitan de un molino que les alquile las instalaciones para la elaboración del arroz cáscara.

Después de un estudio concienzudo la empresa elegida sería Arroces E. Lozano. Se trata de un molino pequeño, con una estructura muy familiar que mira antes la calidad que los resultados económicos. Allí comienzan con la elaboración de arroz Senia. Una variedad de arroz ya perdida que Teodoro se empeñó en recuperar con la ayuda del movimiento Slow Food.

Hoy son ellos los únicos que cultivan y elaboran esa variedad ya desaparecida de la Albufera de Valencia.

 

Arroz La Perla es una historia que se cuenta en dos capítulos.

Recuperar el Senia fue el reto que llevo a Teodoro a comercializar arroz. Una vez en el mercado, la familia Alepuz entendió que debían ofrecer a sus clientes una variedad de arroces que diera respuesta tanto a los diferentes gustos como a las diferentes circunstancias en las que se cocinan. Al fin y al cabo, no hay unos arroces mejores que otros, sino unos arroces más adecuados que otros.

Arroz La Perla es la última parada de una familia que viene trabajando el arroz desde hace cuatro generaciones. Primero cultivando, luego elaborando en molino y ahora comercializando directamente con el fin de acercar la marjal valenciana al consumidor. Ellos son agricultores, gente de campo que han nacido en Benifaió. En esa tierra de frontera entre la marjal y la huerta los agricultores combinan el trabajo en el arrozal con el de los bancales.

Nuestra empresa, dedicada al proceso íntegro del arroz, dispone de infraestructuras para que dicho proceso de lugar a un producto básico en la cocina y con el valor añadido de la alta calidad. Calidad que se fundamenta en los siguientes conceptos:
1. En cada unidad de venta, existe un cien por cien de la variedad, es decir, la hegemonía en cada paquete de arroz está garantizada.
2. La elaboración es inmediata, no tenemos stocks durante mas de un mes, por lo que al cliente final el arroz llega recién elaborado y por tanto en su estado óptimo de calidad.

El Arroz, con sus múltiples características, tiene dentro de sus diferentes variedades, unos estándares de calidad. Nosotros, les presentamos en primer lugar, nuestras variedades mas cotizadas, debido a su alta calidad y rendimiento en la cocina.

La naranja valenciana

En Valencia la historia de la naranja comienza en 1781

La historia de la naranja se remonta a muchos siglos atrás y está presente desde el antiguo Egipto, pero no fue hasta 1781 cuando la tradición del cultivo de la naranja dulce de Valencia tuvo su origen y punto de expansión.

La naranja es un fruto que nace del árbol del que toma su nombre, el naranjo, originario del sur de China y el Sureste Asiático. Se propagó por todo Oriente, gracias a la Ruta de la Seda. Los árabes, quienes introdujeron el cultivo del naranjo en la Península Ibérica, la llamaron naranjah.

El cultivo del naranjo se mantuvo en la Comunitat Valenciana tras la época árabe y aunque en un principio fue utilizada con fines decorativos, más tarde fueron introduciéndose variedades más dulces, que derivaron en las que actualmente consumimos y que están consideradas como las mejores naranjas del mundo.

Es en el siglo XVIII cuando se tiene constancia de las primeras plantaciones comerciales de naranjos para el consumo. Concretamente en el año 1781, cuando el párroco Vicente Monzó, el notario y escribano Carlos Maseres y el boticario Jacinto Bordí, plantaron los primeros campos de naranjos con propósitos comerciales y por tanto, con un carácter distinto al meramente ornamental. Fue en la partida Les Basses del Rey, en el término municipal de Carcaixent.

A partir  de entonces, el cultivo se adaptó rápidamente al suelo valenciano, en campos de secano a través de pozos y de regadío del río Júcar, favorecido por las condiciones climatológicas y la calidad de los suelos. Este clima tan fantástico nos permite disfrutar no solo del sol y buen ambiente de nuestra tierra valenciana, sino también de uno de los mejores frutos que hay en el mundo: la naranja.

El producto valenciano

Las Naranjas de Valencia, por su sabor, que es consecuencia de su situación geográfica y climatológica, son consideradas y reconocidas a nivel internacional como las mejores naranjas del mundo. Gracias a su cultivo contribuimos a mantener el ecosistema natural de las tierras valencianas y una actividad respetuosa con el medio ambiente.

Naranja de Valencia representa lo mejor de las genuinas naranjas: tradición y calidad se aúnan para ofrecer un producto destinado a los paladares más exigentes. Desde Noviembre hasta bien entrada la primavera puedes disfrutar de la mejores Naranjas Valencianas

Caja de naranjas 15kg

Disfruta estas navidades de nuestras naranjas de mesa.